Legislación de Clubes Sociales de cannabis | SweetOil CSC Barcelona

Legislación de los Clubes Sociales Cannábicos

La Legislación de los Clubes Sociales Cannábicos está echa para proteger los derechos de los consumidores y de los productores de cannabis y ayuda en establecer una política sobre el cannabis benéfica al conjunto de la sociedad. Las maneras de explotar un Cannabis Social Club depende de los estándares legales, políticos y culturales de cada país.

Sin embargo existen principios básicos que afectan a todos los Cannabis Social Clubs:

Sin ánimo de lucro

Los Clubes Sociales Cannábicos son asociaciones sin ánimo de lucro. Los beneficios que pueden ser obtenidos son utilizados para promover los objetivos de la asociación, y no son redistribuidos a los miembros. Los Clubes Sociales Cannábicos tienen como objetivo de generar empleos legales y producir bienes y servicios de manera imponible.

Abiertos al dialogo con las autoridades

Los Clubes Sociales Cannábicos se comprometen en dialogar con las autoridades, y meten en aplicación una política que invita las autoridades a este dialogo.

Orientados hacia la salud publica

Los Clubes Sociales Cannábicos utilizan unicamente métodos de cultivo en acuerdo con los estándares de la agricultura biológica. Desarrollan una política eficaz de prevención sobre los usos problemáticos del cannabis y promueven una consumición sana y responsable. Esta contiene información factual sobre el cannabis/cáñamo. Las asociaciones elaboran también búsquedas sobre los aspectos sanitarios del cannabis cuyos resultados son puestos a disposición de los miembros.

legislación sobre clubes sociales de cannabis

Transparencia

Los Clubes Sociales Cannábicos son asociaciones aprobadas legalmente y mantienen un informe de sus actividades anuales que puede ser consultado fácilmente por los miembros y las autoridades. Esto incluye la contabilidad, una lista (sin nombres) de los miembros y de su consumición, y un registro (anónimo) de producción.

La oferta sigue la demanda, no lo contrario

El inventario está organizado según la demanda de los miembros, no lo opuesto.

european cannabis social clubs legislation

LEGISLACIÓN EUROPEA DE LOS CLUBES SOCIALES CANNÁBICOS
CODIGO DE BUENA CONDUCTA

Debido a la falta de un marco jurídico sobre el cultivo del cannabis por un uso personal, los consumidores de cannabis en Europa han puesto en obra un modelo de regulación y de control.

Este modelo, llamado Club Social Cannábico, tiene como objetivo de impedir los consumidores de cannabis en implicarse en actividades ilegales y asegura algunas condiciones en relación con la salud publica y la seguridad. Los Clubes Sociales Cannábicos (CSC) son asociaciones sin ánimo de lucro aprobadas,formadas por mayores de edad que consumen cannabis. Pueden ser establecidos legalmente en cada país cuya ley no criminaliza el cultivo de cannabis con fines personales. Según el articulo 12 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Union Europea, “Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión pacífica y a la libertad de asociación en todos los niveles”.

Cultivo en el seno de un CSC

La legislación de los Clubes Sociales Cannábicos exige que los clubes organicen sus cultivos de cannabis basándose en el importe exacto de la consumición anual de sus miembros. Ese importe puede ser aumentado razonablemente para responder a los riegos de robo, de malas cosechas, y para proporcionar un “inventario de urgencia” para los consumidores de cannabis por fines medicas. Las reglas internas de un CSC incluyen un protocolo de gestión de los eventuales excedentes.

Los métodos de cultivo, los tratamientos post-cosecha etc. están en acuerdo con los estándares de la agricultura biológica con un uso renovable de los recursos naturales. Inspecciones aleatorias pueden efectuarse por los representantes de las asociación, para verificar la ubicación, las medidas de seguridad y el volumen de la producción estimado.

Los Clubes Sociales Cannábicos tienen un protocolo para la admisión de nuevos miembros que incluye:

  • > una explicación sobre sus derechos y sus deberes.
  • > una indicación del importe estimado de consumición.
  • > una charla privada sobre el histórico de consumición.

Los Clubes Sociales Cannábicos aplican una política de prevención activa sobre los peligros y los riesgos a fin de promover los métodos de consumición mas sanos para sus miembros.

Los Clubes Sociales Cannábicos tienen un informe comprensible de la consumición de los miembros hasta el colectivo de cultivadores. En este informe las informaciones personales no son revelados. Existe un limite de cantidad que los miembros pueden recibir, para evitar la posibilidad de uso de terceros.

Valor de los CSC

La legislación de los Clubes Sociales Cannábicos propugna la transparencia, la democracia y el principio no lucrativo. Funcionan como una asociación, con total franqueza en relación con los fondos à sus miembros. Los miembros pueden entonces ver como se calculan los costes y como se gasta el dinero. Los CSC organizan una asamblea general una vez al año, durante el cual los informes anuales son debatidos y aprobados.

Cannabis Social Clubs may decide to employ staff members, who can receive reasonable remuneration. Thus they contribute to the creation of employment, economic re-activation and savings on the budget for law enforcement.

Condición de los miembros

Antes de ser miembro de un Club Social Cannábico, el solicitante tiene que declarar que es consumidor lúdico de cannabis, o presentar un certificado medico indicando un diagnostico que permitiría al interesado de ser apto a usar cannabis para su tratamiento, según las listas regularmente publicadas por l’Asociación Internacional del Cannabis como Medicina (AICM).

Los CSC y las Autoridades

A diferencia de los distribuidores de cannabis que actúan en el mercado negro, los Clubes Sociales Cannábicos están dispuestos a comunicar con las autoridades para proporcionar un resumen de sus métodos de trabajo para crear una regulación, que les permite controlar a los CSC para asegurarse de su transparencia y de su manera de trabajar : así pues, esto ayuda a evitar el acceso de menores de edad al cannabis, reduce los gastos públicos y genera una tasa de los ingresos.

Los Clubes Sociales Cannábicos tienen un interés por esta regulación ya que garantiza el estatuto legal de su organización y de sus actividades.